2018/03/14

¡ALAS en las MANOS!



             Ese es el significado de la palabra QUIROPTERO que es como denominan los científicos a los murciélagos. Es una palabra procedente del griego Khéir, mano y pterón, ala. Los murciélagos son mamíferos que tienen alas entre sus dedos. Son los únicos mamíferos capaces de volar. 

         Todos tenemos una idea aproximada sobre ellos pero en el fondo son unos grandes desconocidos. No todos sabemos que existen unas 1200 especies en el mundo. Que pueden ser tan pequeños como un abejorro o tan grandes como un perrito. Que son uno de los grupos de mamíferos más ampliamente distribuidos. Que se encuentran en todas las grandes masas de tierra excepto los polos y algunas islas del Pacífico.

La gran mayoría se alimenta de insectos, pero algunos comen polen y néctar, otros fruta. Unas pocas especies son pescadores, o se alimentan de anfibios e incluso de otros murciélagos. Además hay 3 especies vampiros que habitan en Centro y Sudamérica……chachachan!!!! Solo 3 de más de 1200!!!! Estos murciélagos se alimentan de sangre……eso si que es “Crear fama y echarse a dormir”. 




 Toda la mala fama, opinión, comportamiento del hombre hacia los murciélagos y mucho más, se basa en esas 3 especies, que además ¡¡¡no existen en Europa!!! No tenemos más que hablar con personas poco interesadas en la naturaleza y preguntarles su opinión sobre los murciélagos. Si entramos en Google y miramos murciélago nos salen 7.590.000 entradas si hacemos lo propio con vampiro salen 26.700.000. 3,5 veces más. Eso nos da una idea de como afectan esas 3 especies a las más de 1200 respecto a la opinión del hombre sobre este orden animal. Si hacemos un listado de animales con mala prensa, los murciélagos se colocarían en los primeros lugares. Tampoco su aspecto ayuda mucho la verdad, pero se trata de animales inofensivos que sólo pueden morder si se les captura, vamos como haríamos nosotros….
         

Dicho esto hemos de decir que los murciélagos desempeñan un papel vital en el medio natural con una implicación directa en la dispersión de semillas, la polinización y el control de plagas en bosques, agricultura y grandes territorios abiertos. Recientemente se está estudiando su importantísimo papel en el control de las polillas de la procesionaria del pino en nuestros bosques de pino.

Pero lo cierto es que alrededor del 25% de las especies de murciélagos del mundo están el peligro de extinción.
  




  
         Pero, ¿que tiene que ver todo esto con el proyecto BIOED? Pues como muchos conocéis los murciélagos en ocasiones utilizan los edificios con condiciones adecuadas.

En el siglo pasado se viene observando un claro declive de las especies y de las poblaciones de los murciélagos que viven en las construcciones. Unas 25 especies pueden llegar a usar, en alguna ocasión, los desvanes y espacios bajotecho de los caserones, cuadras, etc. El declive es debido a factores humanos. Pérdida de hábitats de alimentación; uso de pesticidas y prácticas de agricultura intensiva que reducen la abundancia de insectos de los que se alimentan; rehabilitaciones y trabajos en edificaciones que afectan a buhardillas, etc.




         Esa es la razón de que actualmente todas las especies de murciélagos en España están catalogados y por tanto protegidos por la ley.

Todas las especies de murciélagos en España usarán los edificios en alguna ocasión, pero para algunas los edificios son esenciales como refugios. Esta situación ha permanecido así durante un largo período de tiempo ya que la cobertura de arbolado y la disponibilidad de cuevas, lugares naturales de refugio, se han convertido en escasas o han desaparecido. Hace cientos de años las especies de murciélagos se adaptaron a usar nuestras estructuras construidas.
Uno de los factores que convierten a los edificios en adecuados para los murciélagos es la capacidad de crear microclimas estables. La temperatura desempeña un papel clave en la ecología y selección de refugios. Esa necesidad difiere en función de la época del año, del sexo y de la especie de la que se trate. Durante varias semanas, en verano, las hembras de murciélagos eligen lugares cálidos para reunirse en refugios maternales, tales como espacios bajo el tejado calentado por el sol o en muros orientados al sur.
La conservación de los refugios existentes en edificios es de vital importancia para la preservación de las distintas especies de murciélagos dado que son incapaces de construirlos por si mismo y dependen por completo de la disponibilidad de estos lugares.
Por ello el proyecto BIOED dedica especial atención a este orden de mamíferos y tratará de conservar las colonias existentes y crear otras nuevas en edificios que reúnan las condiciones adecuadas mediante la prevención, el conocimiento de la existencia de colonias, adecuación de las fechas de ejecución de las obras, medidas compensatorias, etc.



Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org

0 comentarios:

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu