2018/04/03

¡INTELIGENTES DONDE LAS HAYA!

“Pocas aves poseen tan desarrollado el sentido de la vida familiar y social como las grajillas occidentales”. (Konrad Lorenz Nobel de Medicina)


Estos asombrosos córvidos son también uno de los más inteligentes. Viven en grupos familiares entre cuyos miembros existe una fuerte jerarquía. Son capaces de enseñar a los jóvenes cuales son los depredadores de los que hay que protegerse.
“Los datos del programa SACRE de seguimiento de aves comunes muestran un preocupante descenso de sus poblaciones en el conjunto de España, - 43% en el periodo 1998-2013. En la actualidad es una especie extremadamente escasa y localizada en el País Vasco.



En las últimas tres décadas, la grajilla ha pasado de ser un ave relativamente común en buena parte de la vertiente mediterránea del País Vasco a contar con una población reducida a unas pocas decenas de ejemplares acantonados en la ciudad de Vitoria-Gasteiz. Las nutridas colonias que en los años 80 se repartían por un buen número de roquedos de la provincia han desaparecido por completo, así como las aves que ocupaban diversos pueblos del sector central de la Llanada Alavesa. Hoy día se sitúa al borde de la extinción en la CAPV.



En Álava la grajilla ha experimentado un acelerado proceso de disminución. La especie se encuentra al borde de la extinción en la provincia, con una población compuesta por unas pocas decenas de individuos y restringida a la ciudad de Vitoria-Gasteiz.” Extracto de: PROPUESTA PARA LA DESCATALOGACIÓN DE LA GRAJILLA COMO ESPECIE CINEGÉTICA EN EL TERRITORIO HISTÓRICO DE ÁLAVA. Gainzarain J.A. Instituto Alavés de la Naturaleza 2016 

Todos estos datos nos animan a impulsar el proyecto de cara a frenar, mediante la instalación de nidales artificiales en todos los edificios posibles, este impresionante declive que sufren las poblaciones de grajillas en nuestra ciudad prácticamente el último refugio donde se la puede encontrar en todo el País Vasco.




Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/03/26

¡UNA PEQUEÑA HISTORIA de GORRIONES!

        Os cuento. Una residencia de la tercera edad. Una tarde cualquiera. La monotonía de su vida es patente y son pocas las novedades y los alicientes. Todas las tardes los ancianos de esta residencia meriendan. Sin embargo desde hace un tiempo todos están pendientes de una sorprendente visita. Siempre hay alguno que sale a la terraza a respirar aire fresco.


        La apertura de la puerta es aprovechada por una gorriona para unirse al grupo a merendar. Unos 20 abuelos, en distinto estado, se disputan la oportunidad de echarle unas migas de sobadito o de galleta. La gorriona va pasando por el suelo, de silla en silla de ruedas, a pedir su ración. Unos le llaman Pitxin, otros bonito. Todos están pendientes de él y a todos les cae simpático el atrevido pajarillo. Tras un ratito la gorriona revolotea junto al ventanal y le abren para salir. Los ancianos comentan que comida le ha gustado más y si volverá la tarde siguiente a merendar. Todo vuelve a la monotonía habitual, pero ya nadie les va a quitar esos intensos momentos de vida en la que un animal salvaje les ha visitado una vez más.



No es una gran historia, pero a mi me ha llegado muy adentro. Quizás porque me planteo que pasará el día en el que la gorriona no se presente a merendar. Todos pensarán que les ha abandonado, pero puede que no haya sido por su propia voluntad.

¡¡¡¡Protejamos también a los gorriones!!!! Aunque sólo sea por nosotros.






Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/03/20

Las Aves de Porcelana

Hoy voy a centrar mis comentarios sobre la fauna en la que se centra el proyecto en unas aves que llegarán dentro de unos días a nuestras ciudades y pueblos procedentes de África y que parecen como de porcelana: los Aviones y las Golondrinas comunes.
Muchas personas aún las confunden y es por eso que es bueno saber distinguirlas.


Centrémonos en la Golondrina común y el Avión común y dejemos aparte a los demás que no están relacionados con nuestros edificios y por tanto no formarían parte de nuestro proyecto. Las dos especies son voraces devoradores de insectos en exclusiva, principalmente moscas, mosquitos y pulgones lo que las convierte en esenciales para el control de estos insectos. El invierno lo pasan en África al otro lado del Sahara, pero en


primavera aparecen todos los años en nuestros lares instalando sus delicados nidos de barro, en cornisas y establos donde crían dos o tres polladas en función de la disponibilidad de alimento. Están tan relacionadas con las ciudades que su apellido científico es urbicum en el caso del Avión común y rustica en el de la Golondrina.

Los Aviones comunes, Enara azpizuria, son pequeños con el obispillo y vientre blancos y cola corta.

Suelen hacer sus nidos en unos 10 días, en colonias nutridas siendo sus nidos pequeñas semiesferas adosadas a un techo con una entrada en forma de agujero. Producen pequeñas molestias de suciedad debajo de los nidos, fácilmente solucionables con una protección. Son muy fieles a sus puntos de cría.

Normalmente cazan a una altura media, por encima de las golondrinas y por debajo de los vencejos, repartiéndose así los insectos que vuelan a distintas altitudes. Pueden llegar a vivir 14 años.

Las Golondrinas comunes, Enara arrunta, son las más populares y conocidas. Son algo más grandes y estilizadas, con la garganta roja y la cola larga. Es un ave muy estudiada clave en el descubrimiento de la migración de las aves.


Las Golondrinas españolas pasan el invierno en el Golfo de Guinea, África. Suelen criar aisladas unas parejas de otras y sus nidos tienen forma de taza.


Su nivel de alimentación es el más bajo en muchas ocasiones a ras del suelo o del agua. Amplía su dieta con hormigas voladoras, avispas, chinches y pequeños escarabajos.

También muy fieles a su lugar de cría vuelven a él año tras año. Son capaces de criar 8-9 pollos al año de los cuales el 80% muere durante la migración. Pueden llegar a vivir
15 años. Se encuentran en declive en Europa, 27%(1980-2003) debido a los cambios en el uso del suelo, uso de plaguicidas y a las políticas agrarias.
Ambas aparecen como “De Interés Especial” en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas. Sufren problemas de localización de charcas con barro para construir sus nidos y superficies no adherentes en los centros de las ciudades y nuevas construcciones rurales por lo que en las zonas modernas escasean cada vez más, así como la eliminación deliberada de sus nidos con la excusa de que ensucian.



Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/03/14

SALIDA EXTRAORDINARIA DEL HERBARIO DIGITAL. ANDÚJAR Y ARROYOS DE SIERRA MORENA. 10-13 FEBRERO 2018



Saludos de nuevo a todos los amigos del IAN y del Herbario Digital.
Un año más, este cronista y dos compañeros, Pello y Santi Patino, de Sestao, nos lanzamos a la aventura del narciso invernal.
El proyecto era localizar el N. munozii-garmendiae y el N x urrutiae  y, para ello buscarlos en su localidad clásica y recorrer los arroyos cercanos al Santuario de Santa María de la Cabeza (Andújar).

Sábado 10-02-2018
Partimos temprano, como de costumbre, y después de un refrigerio antes de atravesar Madrid, para las dos estábamos en el santuario.
Como Pello había hecho correr la voz de nuestra aventura en las redes sociales narciseras, nos encontramos allí a una decena de botánicos y aficionados venidos desde lugares diversos: Segovia, Madrid, La Carolina, Vilches y Granada.
A varios no los conocíamos personalmente, pero nos alegró ver de nuevo a Jose Luis Hervás y a Rafa Díez, con los que habíamos pasado muy buenos ratos el año pasado.
Como era justo la hora de la comida, nos aposentamos en las piedras del monasterio y dimos buena cuenta de los víveres que cada uno traía y que compartimos con gusto.
Ellos llevaban ya toda la mañana en la zona y nos comentaron que el N.x urrutiae estaba extinguido donde se localizó originalmente, ya que el arroyo donde se encontraba se había desecado por tomas de agua para abastecer el santuario.
Nos acercamos al helipuerto cercano, que ya conocíamos bien y allí vimos el N. cantabricus, precioso como siempre.
Por la carretera de Puertollano y, en el mirador de Migorramos, vimos el N. jonquilla ssp. jonquilla, con su penetrante olor, en unos roquedos con repisas encharcadas, su hábitat natural.
En la siguiente parada, en unas empinadas laderas de la carretera, vimos el N. fernandesii. Ya atardecía y nos acercamos a Lugar Nuevo, dónde, en principio, no localizamos nada y todo el mundo empezó a despedirse, pues no podían quedarse con nosotros.
A pesar del cansancio, Pello propuso un último vistazo a las laderas y Santi vio lo que parecía un N. bulbocodium, pero con dos flores justo al lado de N. fernandesii.  Enseguida nos dimos cuenta de su rareza y que era  un híbrido  que no estaba descrito y al que propondremos el nombre de N. x andujarensis. Con la lógica alegría del descubrimiento, nos fuimos a cenar y descansar.





Domingo 11-02-2018



Ya repuestos, el domingo temprano salimos hacia un arroyo cercano a los pies del monasterio. El paisaje era precioso, paredes graníticas y y bolos producidos por la erosión. Bajando poco a poco el arroyo llegamos hasta su confluencia con el arroyo del Membrillar, afluente del Jándula.
Subiendo hacia su nacimiento entre aguas claras y adelfas y después de varios saltos de vallas, volvimos de nuevo al coche.
Comimos tranquilamente y, al tomar un café, un amable guarda forestal, nos autorizó para  acercar el coche hasta otro arroyo cercano, el de Los Santos.
Vuelta de nuevo al arroyo. No vimos ningún narciso, pero si muchos ciervos y paisajes preciosos. Cansados por los muchos kilómetros recorridos por barrancos, cenamos y caímos en la cama como piedra en pozo.

Lunes 12-02-2018




El proyecto de hoy era bordear totalmente el Pico Rosalejo, pero en cuanto salimos a las 9, empezó a llover con ganas.
Confiando en nuestra buena suerte, tomamos la carretera a Puertollano e intentamos la entrada hacia el pico. Las condiciones eran adversas, pues, aparte de la lluvia, a los dos lados de la carretera todo eran vallas de gran altura.
Pensamos en abandonar, pero, al final, cogimos los paraguas y , por una entrada peatonal de la valla, nos dirigimos rectos hacia Pico Rosalejo por una preciosa dehesa de encinas.
La fortuna nos sonrió de nuevo, paró de llover y llegamos al arroyo de La Cabrera. Siguiendo el arroyo y girando hacia la izquierda, enlazamos con el arroyo de Los Fresnos y después de varias horas por unos paisajes espectaculares de encinas, robles cubiertos de musgo y arroyos cantarines, bordeamos el Pico Rosalejo.
A la tarde volvimos a Lugar Nuevo para documentar el nuevo hibrido, N x andujarensis y de paso vimos varios ciervos al pie de la carretera.

Martes 13-02-2018




El martes, y con gran pena, teníamos que volver. Como el camino de vuelta era largo, desayunamos y partimos temprano.
Ya en camino, Pello comentó que, ya que nos pillaba de camino, pasáramos por Navacerrada (Ciudad Real), para intentar localizar el N. munoziigarmendiae, endemismo de Ciudad Real,  en la localidad donde fue descrito por Fernández Casas. La única referencia que teníamos era "cerca de Navacerrada, en el lugar llamado  Barranco de los Robles ".
Después de atravesar Sierra Madrona, con unos paisajes dignos de verse, llegamos a Navacerrada. El primer aldeano al que preguntamos nos dijo que en ese pueblo no había ni barrancos, ni robles. La casualidad nos hizo preguntar a otro que nos indicó que en el pueblo colindante, Abenójar, en una finca privada llamada La Peñuela, existía un Barranco de los Robles.
Marchamos hacia Abenójar, pero no había señales de la finca. Al marchar cansados, en la carretera apareció un cartel que decía "Finca Peñuela".
En la puerta encontramos a un encargado  y, después de contarle amablemente nuestras cuitas en la búsqueda del narciso y solicitarle que nos permitiera pasar, nos contestó que agradecía nuestra amabilidad en la petición y que su propio hermano, guarda de la finca, nos iba a acompañar al famoso barranco, aunque con la sequía de la zona, dudaba que encontráramos nada.
Después de 20 minutos de pistas, nos encontramos en un arroyo seco y cubierto de robles. El amable guarda nos dejó solos y , a 200 metros escasos, encontramos todo el cauce del río cubierto de los maravillosos narcisos que buscábamos. Por fin , después de varios años e intentos, lo encontrábamos.
Tras tomar registro fotográfico y localizar también el Crocus carpetanus, salimos de la finca, dando las gracias  a los dos amables trabajadores y una cajita de dulces trufas.
Era tarde y el camino seguía siendo largo, así que después de una comida ligera en medio de La Mancha, todo seguido hasta Vitoria.
Llegamos cansados, pero como siempre contentos con los paisajes y buenos momentos vividos. Sigo recomendando los lugares visitados, Sierra Morena es preciosa en cualquier época del año. Todas las plantas comentadas y muchas más,  en el Herbario Digital.

Un saludo y hasta la próxima




Texto: Juan Pedro Solís.

¡ALAS en las MANOS!



             Ese es el significado de la palabra QUIROPTERO que es como denominan los científicos a los murciélagos. Es una palabra procedente del griego Khéir, mano y pterón, ala. Los murciélagos son mamíferos que tienen alas entre sus dedos. Son los únicos mamíferos capaces de volar. 

         Todos tenemos una idea aproximada sobre ellos pero en el fondo son unos grandes desconocidos. No todos sabemos que existen unas 1200 especies en el mundo. Que pueden ser tan pequeños como un abejorro o tan grandes como un perrito. Que son uno de los grupos de mamíferos más ampliamente distribuidos. Que se encuentran en todas las grandes masas de tierra excepto los polos y algunas islas del Pacífico.

La gran mayoría se alimenta de insectos, pero algunos comen polen y néctar, otros fruta. Unas pocas especies son pescadores, o se alimentan de anfibios e incluso de otros murciélagos. Además hay 3 especies vampiros que habitan en Centro y Sudamérica……chachachan!!!! Solo 3 de más de 1200!!!! Estos murciélagos se alimentan de sangre……eso si que es “Crear fama y echarse a dormir”. 




 Toda la mala fama, opinión, comportamiento del hombre hacia los murciélagos y mucho más, se basa en esas 3 especies, que además ¡¡¡no existen en Europa!!! No tenemos más que hablar con personas poco interesadas en la naturaleza y preguntarles su opinión sobre los murciélagos. Si entramos en Google y miramos murciélago nos salen 7.590.000 entradas si hacemos lo propio con vampiro salen 26.700.000. 3,5 veces más. Eso nos da una idea de como afectan esas 3 especies a las más de 1200 respecto a la opinión del hombre sobre este orden animal. Si hacemos un listado de animales con mala prensa, los murciélagos se colocarían en los primeros lugares. Tampoco su aspecto ayuda mucho la verdad, pero se trata de animales inofensivos que sólo pueden morder si se les captura, vamos como haríamos nosotros….
         

Dicho esto hemos de decir que los murciélagos desempeñan un papel vital en el medio natural con una implicación directa en la dispersión de semillas, la polinización y el control de plagas en bosques, agricultura y grandes territorios abiertos. Recientemente se está estudiando su importantísimo papel en el control de las polillas de la procesionaria del pino en nuestros bosques de pino.

Pero lo cierto es que alrededor del 25% de las especies de murciélagos del mundo están el peligro de extinción.
  




  
         Pero, ¿que tiene que ver todo esto con el proyecto BIOED? Pues como muchos conocéis los murciélagos en ocasiones utilizan los edificios con condiciones adecuadas.

En el siglo pasado se viene observando un claro declive de las especies y de las poblaciones de los murciélagos que viven en las construcciones. Unas 25 especies pueden llegar a usar, en alguna ocasión, los desvanes y espacios bajotecho de los caserones, cuadras, etc. El declive es debido a factores humanos. Pérdida de hábitats de alimentación; uso de pesticidas y prácticas de agricultura intensiva que reducen la abundancia de insectos de los que se alimentan; rehabilitaciones y trabajos en edificaciones que afectan a buhardillas, etc.




         Esa es la razón de que actualmente todas las especies de murciélagos en España están catalogados y por tanto protegidos por la ley.

Todas las especies de murciélagos en España usarán los edificios en alguna ocasión, pero para algunas los edificios son esenciales como refugios. Esta situación ha permanecido así durante un largo período de tiempo ya que la cobertura de arbolado y la disponibilidad de cuevas, lugares naturales de refugio, se han convertido en escasas o han desaparecido. Hace cientos de años las especies de murciélagos se adaptaron a usar nuestras estructuras construidas.
Uno de los factores que convierten a los edificios en adecuados para los murciélagos es la capacidad de crear microclimas estables. La temperatura desempeña un papel clave en la ecología y selección de refugios. Esa necesidad difiere en función de la época del año, del sexo y de la especie de la que se trate. Durante varias semanas, en verano, las hembras de murciélagos eligen lugares cálidos para reunirse en refugios maternales, tales como espacios bajo el tejado calentado por el sol o en muros orientados al sur.
La conservación de los refugios existentes en edificios es de vital importancia para la preservación de las distintas especies de murciélagos dado que son incapaces de construirlos por si mismo y dependen por completo de la disponibilidad de estos lugares.
Por ello el proyecto BIOED dedica especial atención a este orden de mamíferos y tratará de conservar las colonias existentes y crear otras nuevas en edificios que reúnan las condiciones adecuadas mediante la prevención, el conocimiento de la existencia de colonias, adecuación de las fechas de ejecución de las obras, medidas compensatorias, etc.



Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/03/07

¡Concurso de Logos!

         Para el desarrollo del proyecto Biodiversidad en Edificios “BIOED” del Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua, hemos diseñado 3 logos.

Llevamos muchas discusiones sobre cual nos gusta más y hemos pensado que lo mejor es preguntar a nuestros seguidores en las redes. Vuestra opinión será como un voto y el logo más votado será el que usemos en nuestros comunicados y mensajes.

Alguno ya lo conocéis, pero otro es nuevo. Así que venga animaros y a opinar!!!!

Logo 1

Logo 2

Logo 3


Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/02/28

Microfotografía, manejo de la lupa binocular y del microscopio.


El pasado sábado 24 de febrero de 2.018, en la sede del IAN-ANI realizamos la actividad: Microfotografía, manejo de la lupa binocular y del microscopio.

El objetivo era conocer y aprender a manejar el material óptico del que disponemos en el instituto (5 lupas binoculares y 2 microscopios, uno de ellos trinocular) para utilizarlo en los diferentes trabajos que los socios realicen.

Hubo primero una explicación técnica sobre el fundamento óptico, las diferentes características y utilidades de lupas y microscopios y a continuación, en grupos de 4 personas y con material biológico como líquenes, hongos y plantas de herbario así como con preparaciones ya montadas nos dedicamos  un buen rato a preparar muestras, observar, manejar y a hacer fotografías de nuestras observaciones.

Además del material del que el IAN-ANI dispone, contamos con otros dos microscopios más y otra lupa binocular cedidos para la ocasión por Egibide y por uno de los socios, de forma que tuvimos material suficiente para trabajar todos nosotros.

Además tenemos la suerte de haber contado con dos ordenadores en perfecto estado cedidos al IAN-ANI, por el Gobierno Vasco por la mediación de nuestra socia Ana, absolutamente imprescindibles para el uso del software necesario para las microfotografías.

Asistieron 11 socios y el ambiente fue, realmente, muy agradable, pensamos en poder continuar ampliando nuestra forma de conocer la naturaleza desde este nuevo punto de vista y que optimicemos el uso del material del que disponemos.

Con la colaboración de todos los asistentes recogimos todos los materiales y dejamos el local como una patena para sucesivos eventos.




Texto: Félix María Garaikoetxea
Fotos: Antonio González

Algún día echaremos de menos a los gorriones


Siempre han estado con nosotros. Son quizás las aves más conocidas junto a sus hermanas mayores las palomas. Pero a diferencia de ellas los gorriones comunes son cada vez menos abundantes. Nos parecían infinitos, inacabables, pero lo cierto es que se acaban son finitos. En algunas ciudades de Europa ya son solo un recuerdo. No sabemos muy bien porque. Quizás nuestro proyecto ayude a que sigan con nosotros mucho tiempo. Nos sentiríamos orgullosos de saber que gracias al impulso de unos cuantos voluntarios éstas pequeñas y traviesas aves seguirán alegrándonos con sus persecuciones y chillidos.


  
 Juan Ramón Jimenez los describió soberbiamente. La verdad es que tras leerlo he preferido darle la palabra.

Gorriones
La mañana de Santiago está nublada de blanco y gris, como guardada en algodón. Todos se han ido a misa. Nos hemos quedado en el jardín los gorriones, Platero y yo.
¡Los gorriones! Bajo las redondas nubes, que, a veces, llueven unas gotas finas, ¡cómo entran y salen en la enredadera, cómo chillan, cómo se cogen de los picos! Este cae sobre una rama, se va y la deja temblando; el otro se bebe un poquito de cielo en un charquillo del brocal del pozo; aquél ha saltado al tejadillo del alpende, lleno de flores casi secas, que el día pardo aviva.


¡Benditos pájaros, sin fiesta fija! Con la libre monotonía de lo nativo, de lo verdadero, nada, a no ser una dicha vaga, les dicen a ellos las campanas. Contentos, sin fatales obligaciones, sin esos olimpos ni esos avernos que extasían o que amedrentan a los pobres hombres esclavos, sin más moral que la suya ni más Dios que lo azul, son mis hermanos, mis dulces hermanos.

Viajan sin dinero y sin maletas; mudan de casa cuando se les antoja; presumen un arroyo, presienten una fronda, y sólo tienen que abrir sus alas para conseguir la felicidad; no saben de lunes ni de sábado; se bañan en todas partes, a cada momento; aman el amor sin nombre, la amada universal.

Y cuando las gentes, ¡las pobres gentes!, se van a misa los domingos, cerrando las puertas, ellos, en un alegre ejemplo de amor sin rito, se vienen de pronto, con su algarabía fresca y jovial, al jardín de las casas cerradas, en las que algún poeta, que ya conocen bien, y algún burrillo tierno —¿te juntas conmigo?— los contemplan, fraternales.


(LXIII) De: Platero y yo     JUAN RAMÓN JIMENEZ


Texto: Jordi Gómez




PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org
2018/02/17

¡¡¡Amadas y odiadas..las Palomas domesticas!!!

Dentro de nuestro proyecto BIOED, abordamos hoy uno de nuestros tabús la Paloma doméstica. Cuando hablamos con cualquier persona relacionada con la construcción para explicarles las bondades de nuestro proyecto nos sacar a relucir la Paloma en el primer minuto de charla. Es un problema que afrontan muchos constructores y la reacción a ello es blindar los edificios para todas las aves y murciélagos. Como muchas veces ocurre pagan justos por pecadores…si es que las Palomas han pecado en algo. Veamos un poco su historia.

La paloma bravía es la especie de la que han derivado las palomas domésticas que habitan en nuestras ciudades y pueblos. La especie silvestre es un ave de mediano tamaño, de unos 33 cm de altura, 65 cm de envergadura y unos 350 gr de peso y es de color gris pizarra con irisaciones verdosas y rosáceas en el cuello y con el obispillo blanco. Las formas domésticas tienen gran variedad de tamaños y colores.

El hombre decidió domesticar a la paloma hace aproximadamente 10.000 años, en la revolución agrícola del neolítico. Hubo un tiempo en el que tener una capilla y un palomar era un símbolo de estatus. Cada palomar podía acoger aproximadamente 100 parejas. Los excrementos se utilizaban como abono y los pichones como alimento.

Normalmente forman grandes colonias de cría, pero también se ven parejas diseminadas cuando se inicia la colonización de un lugar para ir aumentando año tras año si el lugar es idóneo. Son monógamas, tienen pareja estable. En las ciudades se pueden reproducir durante todo el año, dándose casos de hasta 5 nidadas en un año, aunque con especial intensidad en primavera y otoño. Cada nidada está integrada por 2 huevos, alguna vez 1 y muy rara vez 3, de color blanco. Al mes de nacer, ya son capaces de abandonar el nido y son capaces de reproducirse a los 6 meses de edad.

Es muy longeva, puede superar los 20 años, por lo que acumulan gran experiencia gracias también a su buena memoria.

En las ciudades pueden ser beneficiosas por la cantidad de desperdicios que retiran de las calles, sin embargo, en lugares donde se concentra una colonia, producen muchas molestias: ruido de arrullos de adultos y de pollos, suciedad, atascos de canalones, roturas en tejados, pero sobre todo, sus excrementos, que pueden provocar el deterioro de edificios, monumentos o estatuas, ya que son muy corrosivos.

Los lugares originales de nidificación de las palomas son los acantilados rocosos, en los cuales encuentran las cavidades donde ubicar los nidos. En pueblos y ciudades se refugia y reproduce en agujeros, huecos, tejados y terrazas de edificios, no sólo en los habitados, sino también en los que están en ruinas y otras construcciones abandonadas. La similitud que ofrecen los edificios de las ciudades con los lugares originales de nidificación hace que estos sean seleccionados positivamente por las palomas, en especial aquellos edificios más antiguos y que son los que presentan las cavidades y agujeros más indicados para la nidificación.

En las iglesias pueden utilizar cualquier hueco o cornisa para ubicar sus nidos, incluso en el suelo. Suelen colonizar campanarios, torres y bajocubiertas. La proliferación de individuos y la acumulación de excrementos, se produce cuando los propietarios o responsables del edificio, no realizan el control de la reproducción y las labores de limpieza adecuadas.

Se suelen aplicar medidas de gestión matando las palomas que hay en la ciudad, pero sólo se consigue que vengan las de la periferia a reemplazarlas; palomas que no podían entrar en la ciudad por la competencia interespecífica, lo hacen al desaparecer dicha competencia (Sol y Senar, 1991). Otros estudios indican que si se elimina 1/4 de la población, la colonia puede recuperar su densidad original en menos de 24 meses, e incluso aumentarla. En Barcelona, por ejemplo, la empresa que se encarga de los descastes de palomas ha sacrificado más de 227.000 palomas en 15 años y sin embargo la población ha aumentado un 95%.

En las iglesias se opta por cerrar herméticamente las estancias y de este modo, los propietarios o responsables, evitan tener que realizar controles y limpiezas. Esta medida, no selectiva, perjudica a las palomas y a otras muchas especies, algunas de ellas en peligro de extinción, de un modo indirecto por pérdida de lugares de reproducción y en algunas ocasiones, incluso directo, causando la muerte por inanición a individuos que quedan atrapados dentro.

TEXTO BASADO EN: Illana A. & Paniagua D. 2011. Análisis del impacto, sobre la fauna silvestre, de la rehabilitación de edificios utilizados como refugios.






PROYECTO BIODIVERSIDAD en EDIFICIOS

INSTITUTO ALAVÉS DE LA NATURALEZA-ARABAKO NATUR INSTITUTUA

Financiación aportada por EROSKI a través de la conciencia medioambiental ciudadana de Vitoria-Gasteiz.


info@ian-ani.org

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu