2011/10/20

Obarenes pasados por agua

Para el organizador de una actividad al aire libre, unas predicciones meteorológicas desfavorables son la más preocupante de las noticias. Aferrándose a un mecanismo de supervivencia, el organizador necesita confiar en que la previsión no se cumpla o en que la borrasca pase más rápidamente de lo anticipado por los satélites. Desgraciadamente, el destino suele estar escrito y si debía llover, el día y a la hora de la salida de campo cortinas de agua caerán desde lo alto y el organizador se entregará, inerme, a su fatal destino.


El ocho de octubre, un grupo de valientes convocados por el IAN pretendíamos efectuar una ascensión al monte Humión (1.435 m), el más elevado de Obarenes. La orientación E-W de esta alineación, junto con otras del norte de Burgos y País Vasco, exacerba su papel ecológico como corredor para la fauna de aves y mamíferos montanos entre los tres grandes centros de distribución y refugio del norte ibérico: la Cordillera Cantábrica, los Pirineos y el Sistema Ibérico. Los matorrales y pastizales de media montaña, mantenidos y favorecidos tradicionalmente por el fuego y el diente del ganado, albergan comunidades zoológicas diferenciadas respecto a los entornos forestales y agrícolas de las laderas y fondos de valle. Alondras, bisbitas, chovas y acentores son algunas especies residentes, nómina que se ve incrementada en época migratoria por bandos de zorzales que sedimentan para alimentarse de bayas y gálbulos, y por el sobrevuelo de rapaces, fringílidos, palomas y ánsares. Para especies emblemáticas y amenazadas, como el quebrantahuesos y la perdiz pardilla, los Obarenes alojaron los últimos núcleos reproductivos antes de su respectivo arrinconamiento –hacia mediados del siglo XX– en las zonas de alta montaña donde sobreviven hoy.


Es probable que las condiciones durante la subida al Humión de la expedición del IAN no fueran comparables a las sufridas por Juanito en el Manaslu, pero también es cierto que la niebla cerrada y la lluvia persistente no son precisamente aliadas de la observación de aves. Con encomiable determinación, los expedicionarios coronaron la cota 1.333 y emprendieron un prudente descenso, con dos satisfacciones íntimas: haberlo intentado, y que los cursillos de iniciación de cantos de aves necesitaron tres intentos hasta conseguir una ascensión al Aratz sin contratiempos meteorológicos. Habrá una próxima vez, y los cielos serán propicios.


Texto: José María Fernández García
Foto: J. J. Frías
2011/10/18

IV Salida del Herbario Digital de 2011.


El domingo 25 de septiembre un grupo de 13 personas participamos en la última salida del Herbario Digital Xavier de Arizaga de esta temporada. Nuestro objetivo era realizar un recorrido botánico para ver plantas acuáticas y ruderales en el entorno de Miranda de Ebro.


La primera parada la realizamos en La Puebla de Arganzón que nos recibió con niebla. Después de tomar un café y en vista de que la niebla era persistente nos dirigimos a la ribera del Zadorra. La zona que recorrimos se encontraba cercana al puente y a la presa que dirigía el agua al molino. Las primeras especies se determinaron en la orilla del río, Epilobium hirsutum, Galinsoga parviflora, y después continuamos sobre la plataforma de la presa: Ranunculus sceleratus, Veronica anagallis-aquatica


Dejamos La Puebla, aún con frío y niebla, y nos dirigimos a la laguna de Lacorzana, cerca de Miranda de Ebro. Después de un corto paseo decidimos cambiar de ubicación ya que el lugar no ofrecía mucho interés botánico. Sobre la marcha, elegimos un nuevo destino, Montañana. Aquí el Ebro, con gran caudal, forma varios meandros y lagunas, y las excavaciones de una gravera han dejado huecos y zonas removidas. Cuando aparcamos los coches la niebla había desaparecido por completo y hacía un sol espléndido.


Empezamos la búsqueda por la zona excavada y allí encontramos la Centaurea melitensis, el estramonio Datura stramonium, que dio lugar a comentarios sobre sus propiedades alucinógenas. Quienes habían venido bien preparados para la ocasión, es decir con botas de agua, pudieron adentrarse en una de las charcas donde identificaron el Cyperus eragrostis, mientras el resto nos dedicábamos a la tertulia y al reportaje fotográfico, sin mojarnos los pies.



Seguimos recorriendo las distintas charcas, vimos de paso una garceta grande (Egretta alba) y la siguiente parada fue en un terreno donde se habían cultivado zanahorias y que ahora estaba ocupada, entre otras especies, por dos Solanum: Solanum villosum Miller subsp. miniatum y Solanum nigrum.


El sol calentaba y mientras algunos esforzados botánicos trabajaban bajo el astro rey, otros buscaban algo que se pudiese estudiar a la sombra. Hacía mucho que habíamos desayunado y llegó la hora de buscar un sitio para comer que encontramos en una chopera al borde del río.



Con las fuerzas renovadas y desafiando el calor nos acercamos a una de las lagunas que forma el río, por el camino añadimos al catalogo de la jornada la Reseda undata L. subsp. undata y en la laguna nos esperaba la estrella de la jornada, una planta carnívora con flores amarillas que cubría la superficie del agua, la Utricularia australis R. Br., que presentó dificultades para ser fotografiada ya que había que adentrarse en el agua y el fondo estaba cubierto de fango poco amistoso. Finalmente se rindió a la cámara de Pello y ya forma parte del herbario.


La última escala fue en otro meandro del Ebro, cerca de Guinicio. La temperatura era agradable después del calor del mediodía y el río ofrecía una bonita imagen. Pero no todos se dedicaban al disfrute del paisaje; José Ramón seguía fotografiando plantas dentro del río (creo que algún Polygonum).


La jornada y las salidas de temporada 2010-11 del herbario terminaron en un terracita de Espejo con unas cervezas y un rato de charla antes del regreso a Vitoria.



Texto y fotos: Teresa Ruipérez




Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Buscar

Cargando...

Gu