2011/05/03

Seminario del Herbario digital Xavier de Arizaga en Las Cañas, Mendavia y Cabredo.

Crónica dedicada a nuestro querido Antonio González
Inauguramos la temporada de identificación botánica para el Herbario digital con una salida el pasado 16 e abril, a la que asistimos 13 personas, cargados de lupas, cámaras y el libro de las claves, por supuesto. Salió un día precioso y comenzamos por visitar la Laguna de las Cañas, en las afueras de Logroño, donde encontramos abundante material para estar muy entretenidos nada más bajarnos del coche. Allí sudamos la gota gorda tratando de identificar especies que se nos resistían al principio pero que fueron cayendo poco a poco en el zurrón del herbario. Anduvimos por un tomillar donde el Adonis microcarpa nos dio ocasión de calentar motores a lo grande, igual que el Carex divisa, en una cubeta endorreica allí mismo. Tras identificar un Papaver hibridum, una preciosa amapola, saludamos a la Euphorbia serrata, paseamos por el tamarizal, espectacular con el Tamarix en flor, una cascada rosa y peluda tras la cual se agitaban las cañas que, seguro, dan el nombre al lugar; allí, por la cuneta y el ribazo, estaban en flor la Calendula arvensis, Cardaria draba y Scandix pecten-veneris entre muchas otras. Un triguero posado en un matorral sacó pecho y nos dio un concierto privado mientras nos dispersábamos de regreso hacia el coche examinando las muchas plantas en flor, sacábamos fotos y tomábamos notas. Todos estábamos ocupadísimos, cada uno atendiendo a sus curiosidades.

El segundo destino fue en campos de Mendavia, cerca siempre del río Ebro, donde disfrutamos mucho del soto fluvial y de la vegetación acuática. Comimos en un prado muy verde, bajo los árboles y con un concierto pajaril impresionante, ya que cantaban al unísono y por separado el ruiseñor y el ruiseñor bastardo, con gran potencia. Nos relajamos mucho, y como siempre, Antonio nos dejó probar su deliciosa tortilla y el vino blanco de Galicia. Los demás también compartieron delicias varias. Aquel lugar de maravillosa acústica era como el cielo en la tierra pero de un verde tierno, recién salido.

Rápidamente nos pusimos a trabajar y a explorar la zona por el soto fluvial, y la Celidonia mayor (Chelidonium majus) y el Arum italicum cayeron al zurrón del herbario. Vimos muchos caballos y un potrillo a orillas del Ebro, río que corría salvaje y pletórico en algunos tramos. En las zonas encharcadas y tranquilas descubrimos la Azolla filiculoides, un helecho flotante. Pello le hizo un reportaje fotográfico largo y tendido. Gracias a dios es muy hábil, porque no se cayó al río y ni siquiera hizo intención de resbalarse.

Acabamos de explorar Mendavia dando un paseo, con las huertas a un lado y el río al otro, disfrutando del calor de la ribera y de su naturaleza en flor y en fruto, para dirigirnos a nuestro último destino: Loma Colorada, en Cabredo, Navarra.

Loma Colorada nos recibió con una cuneta pletórica de Equisetum telmateia, justo antes de ascenderla. La luz matizada de la tarde nos descubrió un paisaje majestuoso. A un lado teníamos el monte de La Muela, magnífico, y al otro, La Peña del León dormido, poderoso. Ascendimos la loma, parándonos continuamente en el brezal-argomal; encontramos, entre otras muchas cosas, Potentilla montana, que fue identificada para el Herbario digital, la morada Orchis champagneuxii, Doronicum plantagineum y Arenaria montana. Vimos también al lagarto Lacerta viridis posado en un tronco, muy grande y muy verde y amarillo. En ningún lugar se estaba tan bien como allí, con la luz irresistible del atardecer y un paisaje menos humanizado que el de las huertas de Mendavia. También metimos en el zurrón a la Scilla verna y el Ulex europaeus. Habían pasado 12 horas desde que salimos a las ocho de la mañana, y llegamos a Vitoria, cansados pero contentos, como sólo se vuelve de una de estas expediciones, a la misma hora del anochecer. Todos los días deberían de ser así.


Texto y fotos: Carolina Larrosa

Datos botánicos de la salida recopilados por Pello Urrutia:

Viana (Na): Laguna de Las Cañas, 30TWN4804, 385 m.
1/ Pastos xerófilos-tomillar-espartal:
* Adonis microcarpa

2/ Cubetas endorreicas:
* Carex divisa (El famoso Scirpus...). Los Carex hay que recolectarlos en fruto!!!

3/ Cunetas, ribazos:
* Vicia pubescens
* Plantago lagopus
* Fumaria officinalis ssp. wirtgenii

Mendavia (Na): Río Ebro, 30TWN6398, 335 m.
1/ Soto fluvial
* Chelidonium majus
* Arum italicum

2/ Vegetación acuática (30TWN6596, 350 m)
* Azolla filiculoides

Cabredo (Na): Loma Colorada, 30TWN4720, 650 m.
1/ Cunetas, acequias
* Equisetum telmateia

2/ Brezal-argomal (dominio del marojal):
* Scilla verna
* Ulex europaeus
* Potentilla montana

Salida entomológica a los Arenales de Fontecha

El día 2 de Abril quedamos en el parking de la UNED un grupo de socios del IAN para ir hasta los alrededores de Fontecha, pueblo cercano al río Ebro. Una vez en el pueblo nos unimos con varias personas de Puentelarrá, incluido Mikel, un chaval interesado en este mundillo de los insectos.

Tal y como nuestro guía, José Luis Albalá nos decía en el parking de Fontecha, “cuanto mas calor haga más activos estarán los insectos”. Así pues teníamos más posibilidades de ver a nuestro machos de Colletes cunicularius a medida que avanzara la mañana.

A medida que caminábamos hacia los nidos de esta abeja vemos muchísimas cosas interesantes que llamaban constantemente nuestra atención. La primera fue la abeja de la miel que aprendimos a distinguir de otras gracias a nuestros guías.

Mirando el suelo se veía un sinfín de agujeros de donde salieron sin duda multitud de Colletes hembra. Durante dos semanas se dedicarán a reproducirse y a poner huevos bajo tierra, en galerías que llenarán de néctar y polen.

Este suelo arenoso es fácil de excavar y a pesar de ser bastante seco da lugar a una gran cantidad de vegetación (encinas, boj, jaras, enebros, esparraguera…). También se podían ver gran cantidad de un insecto llamado Lophyra flexuosa que levantábamos al paso.

El buen tiempo también se vino con nosotros y durante toda la mañana disfrutamos de este primer calorcito primaveral, al igual que de las mariposas que no dejaban de revolotear a nuestro alrededor; como por ejemplo Anthocharis cardamines, Gonepteryx cleopatra y G. rhamni.

Una encina nos sirvió de cobijo para el inevitable almuerzo de las 12:00.

Al final de la mañana nos encontramos con un espécimen de Colletes macho muerto que nos indicaba que éstos ya habían salido hace una semana aproximadamente. Entonces salieron con su cabecita blanca del suelo en busca de hembras con las que reproducirse, y dejar sus genes para la siguiente generación. Tras esto mueren y los huevos serán depositados por las hembras en las galerías subterráneas.

Texto: Rosa Agirrebeña
Foto: Antonio González

Para profundizar más, conviene leer el texto de José Luis Albalá: Arenales de Fontecha

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu