2009/10/02

VOLUNTARIADOS VERANO 2009

Este verano, he aprovechado para participar en diversos programas de voluntariado en parajes y ecosistemas tan diferentes como la Sierra Cebollera, en La Rioja, el Embalse del Ebro en Cantabria y los agrestes paisajes del Valle de Valdeón en los Picos de Europa.

Sierra Cebollera
En Julio me fuí a la Sierra Cebollera, un parque natural con grandes bosques de haya, roble albar y pino silvestre. Nos juntamos allí un pequeño grupo de 8 chicos y chicas , la mayoría provenientes de pueblos de La Rioja y los demás de otros puntos del país. Los monitores nos prepararon un voluntariado que en nuestra opinión para ser la primera vez que lo organizaban, resultó ser maravilloso, y cumplió con creces las expectativas positivas que esperabamos de él, ya que los monitores se entregaron a tope con nosotros y son unos apasionados del medio natural. Aprendimos un montón de cosas a su lado y con la gran variedad de actividades que nos programaron nos enseñaron multitud de cosas de diversos temas.

El albergue lo teníamos en Lumbreras, que es el pueblo a más altitud de La Rioja y allí el buen hacer de los encargados del albergue hizo que nos sintiéramos como en casa.

Recorrimos una ruta a pie para conocer el entorno del parque natural; después de una charla introductoria, dimos un paseo nocturno hasta un bosque cercano con objeto de escuchar los cantos de alguna rapaz nocturna, usando la grabación de cantos poniéndolas como reclamo. Después de varios intentos, cuando estábamos a punto de marcharnos, por fín escuchamos el canto de un Cárabo común ( Strix aluco ) , fue muy emocionante, escuchar el penetrante alarido en medio de la estremecedora oscuridad y el silencio absoluto.

Como primer trabajo, nos pusimos a desbrozar un camino invadido por las zarzas y las ortigas con el fin de acondicionarlo como sendero señalizado. Hicimos la tarea entusiasmados por colaborar en la conservación del hábitat, y todos nos quedamos muy satisfechos del bonito bosquete galería que quedó después de dos mañanas de desbroce.

También tuvimos un taller de astronomía, para aprender a identificar las distintas constelaciones, una jornada matutina de anillamiento para introducirnos en el interesante estudio de las aves, entre las que anilló nuestro monitor anillador, 37 Verderones serranos (Serinus citrinella), 2 Piquituertos (Loxia curvirostra) y algún Papamoscas gris (Muscicapa striata); también hicimos un taller de mariposas, recogiendo en el campo algunas especies. Pasamos una noche a 1.700 m en un monte cercano haciendo vivac y como segundo trabajo, removimos las piñas que tenían los guardas en unas eras para que una vez secadas al sol soltaran la semilla y así recogerla.

Además de estas actividades y alguna otra más, como visitas a museo etnógrafico y centros de interpretación, también hubo tiempo para ratos lúdicos, verbena en las fiestas de un pueblo y descansito en un pantano.

Embalse del Ebro
Una semana después de éste, me fuí al embalse del Ebro, al albergue de Corconte, que era nuestra base de operaciones, esta vez organizado por la SEO. Allí también nos juntamos un grupito muy divertido y animado de 8 personas, de diversos sitios. Allí las tareas eran totalmente diferentes: el objetivo era construir dos plataformas flotantes de madera para dejarlas en medio de una de las colas del enorme embalse para que aniden los somormujos (Podiceps cristatus) y finalmente lo conseguimos introducir en el embalse remando en una canoa. La tarea nos costó 3 días pero lo pasamos genial y además observamos bastante avifauna -acuática, paseriformes y rapaces-: Chorlitejos chicos (Charadrius dubius), Garzas Reales (Ardea cinerea), Somormujos, Milanos negros (Milvus migrans), Ratoneros (Buteo buteo), etc.

El segundo trabajo importante consistía asimismo en construir otros dos posaderos para Aguila Pescadora (Pandion haliaetus) y colocarlos en una isleta. Otras actividades que hicimos fueron: limpieza de la ribera del Ebro a su paso por un barrio de Reinosa; inspección de un parque eólico con el fín de contabilizar los posibles restos de rapaces que se hubieran accidentado contra los molinos; y también visita a un centro de interpretación y ruta a pie por el Monte Hijedo para conocer la fauna y flora del lugar. Volví de allí con un gran sabor de boca.

Picos de Europa
Ya en agosto pasé una semana en el espectacular valle de Valdeón, en Picos de Europa. Nos alojamos en el albergue "La ardilla real", una preciosa casa rural en medio de tan exuberante paisaje, en el coqueto pueblecito de Santa Marina de Valdeón.

Este voluntariado también lo organiza la SEO, y está totalmente enfocado a la conservación del hábitat y la especie del Urogallo Cantabrico (Tetrao urogallus cantabricus), actualmente en peligro de extinción y cuya población está disminuyendo alarmantemente.

Nuestra principal labor consistía en desbrozar los brezos que invaden las plantas de arándano, ya que éste es uno de sus alimentos básicos. Esto lo hicimos durante dos días en los que después de una buena caminata, nos dispusimos a acondicionar las laderas de matorral que crecían cerca del hayedo.

Hicimos dos rutas a pie, una de ellas la famosísima Garganta del Cares, que aunque ya la había recorrido varias veces fue un placer volver a hacerla. Realizamos una visita a un cantadero usado por el urogallo, que es el lugar donde realiza el cortejo a la hembra cuando está en época de celo; fuimos para rastrear el terreno en busca de algun rastro o resto, en forma de plumas y demás, pero no tuvimos suerte y solo encontramos plumas de paloma torcaz, pero pasamos una mañana muy entretenida e interesante.

Otro dia, nos dieron unas charlas sobre la problemática del urogallo y la situación del oso pardo, ambas muy didácticas e interesantes. En éste y en el anterior también hubo momentos lúdicos como un bañito en una poza cercana. El ambiente igualmente fue maravilloso, y en este caso el grupo lo formábamos 16 personas, asi que eramos la alegría del lugar. He tenido la gran suerte de conocer a gente maravillosa y divertida con quien mantener una muy buena amistad.

Ya para finalizar el mes, la última semana participé aquí en Salburua, en la Campaña de Anillamiento, con gente del grupo Txepetxa, y disfruté un montón de todos sus conocimientos sobre las paseriformes, y ello me aportó una enorme satisfacción de poder seguir conociendo un poquito más a estas preciosas aves.

En fín, ha sido un verano inolvidable, en el que me he sentido realizado colaborando y aprendiendo tanto de la naturaleza, y ello me ha reconfortado enormemente.

Texto y fotos José Javier Frías.

1 comentarios:

Mad Hatter dijo...

Interesante blog.
Muchas gracias por la visita a la Sierra de Cebollera y por remover el secadero de piñas, soy el encargado de los viveros forestales de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
Saludos.

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu