2009/12/09

ARTEPAN COLABORA

Dice Txema Pascual, el gerente de Artepan: “La empresa pondrá en circulación 10.000 bolsas de PET reciclado y reciclable. De forma paralela, además, Artepan ha lanzado otra bolsa específica de algodón natural que contribuye al transporte y conservación del pan en condiciones óptimas.

Con estas acciones, se trata de fomentar la conciencia ecológica entre la población vitoriana, además de impulsar una vuelta a lo básico en cuanto a hábitos de consumo, recuperando así un icono histórico de los hábitos del día a día: la bolsa de la compra.”

Desde el punto de vista tanto del IAN como de Artepan, con esta iniciativa se beneficia doblemente al medio ambiente: se reduce el número de bolsas de plástico en uso, cumpliendo así con la vieja consigna ecológica de reutilizar, reducir y reciclar; además, la mitad de la recaudación por la venta de las nuevas bolsas entre los días 10 y 12 de diciembre se destina a fomentar acciones del Instituto, oferta que agradecemos.

El Instituto reconoce que, de este modo, Artepan pretende aportar su granito de arena en la lucha por reducir la contaminación y el consumo irresponsable. Es un paso más en un largo recorrido: es deseable que tanto empresas como particulares contribuyamos a reducir los efectos medioambientales negativos de nuestro estilo de vida.

En el caso de las empresas, parece imprescindible, como siguiente paso, impulsar la realización de auditorías medioambientales, adhiriéndose a programas apropiados como el STOP CO2 Euskadi o la auditoría energética de EVE, promocionados por el Gobierno Vasco, para luego llevar a cabo las medidas necesarias. Nos consta que Artepan está en ese camino.

El Ayuntamiento ha sido el anfitrión de la rueda de prensa de la mano de la concejala Alba Cañadas. Un periodista de EITB ha hecho una entrevista adicional al presidente del Instituto en euskera.

Texto: Nick Gardner
2009/12/04

Limpieza del local

Después de un largo período sin limpieza sistemática en el local, volvemos a tener turnos regulares de limpieza, con la organización a cargo de Leire y Antonio: en la foto, Jorge da prueba de ello.

Todavía nos vendría bien que algún socio/a más se apuntara: el trabajo se hace por parejas; en el mes que te toque, sólo hay que ir dos veces. ¿Quién más se anima?

Gracias a todos/as.

Foto: Antonio González
2009/11/09

DESCUELGUE DE LAS CAJAS-NIDO












El pasado 31 de octubre por primera vez se ha invitado a los que lo deseasen a descolgar las cajas nido que todos los años se construyen y cuelgan multitudinariamente en el monte “La Dehesa”, del municipio de Aretxabaleta. A la cita acudieron 20 personas, de las cuales 4 eran socios del IAN. Esta ocasión ha servido para comprobar entre todos los asistentes el nivel de ocupación de las cajas colgadas en marzo de este mismo año.

La actividad comenzó con una breve explicación de nuestra compañera Merche, que comentó la metodología que se aplicaría para descolgar las cajas. Todos los asistentes tuvieron oportunidad de realizar alguna de las tareas necesarias: comprobar la orientación de la entrada de la caja, tomar fotografías del contenido, medir los huevos en caso de que los hubiere, describir el material del que estaba hecho el nido, etc.

Entusiasmados por la curiosidad de los más pequeños nos dedicamos por entero a la faena: con las pértigas en mano fuimos descubriendo el material que las aves habían abandonado después de la temporada de cría y los niños demostraron una especial delicadeza en el trato de los restos y huevos recolectados.

Los resultados fueron los siguientes: de 16 cajas colocadas, 5 tenían un nido ya abandonado en su interior, de las cuales 3 de ellas poseían restos de huevos, incluso algunos sin eclosionar que nos permitieron concluir que las especies que habían anidado eran carboneros y herrerillos.

El IAN quiere agradecer especialmente a Jordi Gómez Felip su ayuda en la identificación de los huevos de las especies ocupantes, a sus socios Antonio González y Merche Larrea sus gestiones y el material aportado para que esta actividad se realizase, así como al CEA (Centro de Estudios Ambientales) por la cesión de las pértigas para descolgar las cajas cómodamente. Asimismo, todos los participantes y de nuevo el IAN agradecen a la Junta Administrativa de Aretxabaleta y la Asociación de Vecinos Ur-Zaleak su colaboración para que esta actividad siga realizándose en homenaje a Iñaki Zorrakin.


Texto: Merche Larrea
Fotos y video: Antonio González
2009/11/02

El IAN estuvo de Feria

El tercer fin de semana de octubre el IAN asistió a la primera Feria de Asociaciones de Erdu vestido de gala. En el stand se exponían fotos, libros, folletos y artículos publicados, alegaciones recientes, claves botánicas del País Vasco, posters, camisetas, pegatinas ornitológicas y, por supuesto, objetos recogidos en la naturaleza: algunos imponentes y otros que en el campo a menudo pasan más desapercibidos. El sábado durante unas horas José Javier Frías añadió su cuaderno de campo, una preciada joya colmada de acuarelas originales. Durante las siete horas de apertura del stand informativo, entre viernes y sábado, socios y socias del IAN respondieron a más de un centenar de interesados, una treintena de los cuales dio sus datos para poder recibir el programa anual.

Para celebrar este acontecimiento y dar a conocer parte de la actividad del IAN varios socios ofrecieron actividades participativas: José Luis Albalá dio una conferencia fascinante sobre insectos alados; el sábado, Txema Fernández recorrió calles y parques para observar aves con futuros pajareros; más tarde, Pello Urrutia lideró un paseo botánico por el bosque de Armentia; y, en una esquina de la Plaza Nueva, Nick Gardner e Iratxe Covela ofrecieron a la gente la posibilidad de calcular sus emisiones de carbono a través de un pequeño paseo jalonado por banderas, puntos de referencia indicativos de las emisiones de CO2 por persona que se producen en esos países. Una forma divertida de introducir a la gente al tema del cambio climático y sus causas.

El IAN agradece a todos aquellos que dieron su tiempo, esfuerzo y conocimientos para hacer de la participacion del Instituto todo un exito: Raúl Martínez, Lucia Pérez Guinea, Carolina Larrosa, Teresa Ruipérez, Leire Díaz de Gereñu, Amaia Valverde, Antonio González, José Javier Frías, Begoña Zorrakin, José Luis Albalá, Txema Fernández, Mario Laurino, Pello Urrutia, Iratxe Covela, Nick Gardner, Arantza Marcos y Brian Webster.

Texto: María Frías
Fotos: Nick Gardner y Carolina Larrosa

EXPERTO EN BOLETUS

Nuestro socio Antonio González ha estado acompañando a un catalán experto en boletus, Ángel Quilez, en su reciente visita a Álava. Todo surgió a raíz de una foto de un hongo mandado por Antonio al foro Biodiversidad Virtual Hongos para su identificación: resultó ser un Boletus pulchrotinctus (foto a dcha).

Posteriormente, Ángel se puso en contacto con Antonio con el objeto de fotografiar el hongo in situ. Antonio le acompañó al monte Ladehesa de Aretxabaleta, al pueblo de Aguillo (Condado de Trebiño) y, el ultimo día, al Puerto de Okina a ver los hayedos.

Desafortunadamente, no volvieron a encontrar el Boletus pulchrotinctus pero encontraron otros también interesantes como Boletus Fetchneri (foto a izq.), Boletus lupinus, Boletus pseudoregius y en cantidades mayores el Boletus satanas. Pero no solo vieron Boletus; también encontraron un Gomphidius roseus poco común, que el señor Angél se llevó para estudiarlo.

Según Antonio, Ángel se ha llevado un grato recuerdo de su estancia en nuestra provincia; nos envidiaba por lo cerca que tenemos los montes de nuestras casas: ellos tienen bastantes kilómetros para llegar a los montes; volverá a nuestra provincia el año que viene sobre el mes de julio.

Aquí le esperaremos el IAN y su guía Antonio, encantado por los los 'días fabulosos' que pasó con Ángel y agradecido por todo lo que le enseñó de setas en general y de Boletus en particular y, sobre todo, de fotografía.

Texto: Nick Gardner & Antonio González
Fotos: Antonio González

ORTOPTEROIDES

El viernes 19 de septiembre se impartió en la sede del IAN una charla introductoria a los distintos órdenes de insectos ortopteroides presentes en la Península Ibérica, explicándose las principales características biológicas de las tijeretas, tejedores, cucarachas, termitas, mantis religiosas, insectos palos, grillos y saltamontes.

Al día siguiente se realizó una excursión al barranco de los Goros en Hueto Arriba para poder observar algunas especies. Los días anteriores habían sido muy lluviosos y relativamente fríos, lo que amenazaba la realización de la excursión, pero esa mañana dio tregua y, además de no llover, por momentos llegó a lucir brevemente el sol. Se detectaron un total de 17 especies de insectos ortopteroides, que se listan a continuación:


MANTIS
Mantis religiosa

GRILLOS DE MONTE
Tettigonia viridissima
Ephippiger ephippiger

GRILLOS
Gryllus campestris
Eumodicogryllus bordigalensis
Nemobius sylvestris

SALTAMONTES
Tetrix undulata
Calliptamus barbarus
Aiolopus strepens
Oedipoda caerulescens
Oedipoda caerulea
Sphingonotus caerulans
Chorthippus binotatus
Chorthippus vagans (ver foto)
Omocestus panteli
Euchorthippus elegantulus
Dociostaurus jagoi

De las dos especies de grillos de monte sólo pudieron oírse brevemente sus cantos en la cima de los árboles. También pudieron escucharse Nemobius sylvestris y Chorthippus vagans. De los grillos Gryllus campestres y Eumodicogryllus bordigalensis se encontraron ninfas refugiadas bajo las piedras.

Texto y foto: Miguel Ángel Domingo
2009/10/26

Visita a Korrosparri

El día 25 de de octubre, aceptando la invitación cursada por la plataforma contraria a la presa de Korrosparri (en Galarreta y Zalduondo), miembros y simpatizantes del Instituto nos acercamos a este lugar. Las cerca de 20 personas que nos reunimos, escuchamos de boca de Imanol Amundarain las características del proyecto. Pudimos gozar de las tonalidades de un paisaje calificado de sobresaliente, descubrimos excelentes ejemplares de robles centenarios (Q. pyrenaica y Q. petraea), reconocimos una docena de especies de hongos y setas.


Disfrutamos con ello, pero también pudimos darnos cuenta de las dimensiones del proyecto, de la existencia de rocas carbonatadas en el suelo de la presa, del caudal del arroyo Estibarri,... Por su parte, los miembros del Instituto reafirmaron la decisión del IAN en seguir al tanto del proceso, conocer mejor este espacio y estudiar la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) cuando esté presente. La salida finalizó con un estupendo almuerzo preparado por Sara y compañía.

Más información sobre el proyecto: http://www.korrosparri.com/

Texto: Jaime Ortíz de Urbina
Fotos: Antonio González
2009/10/08

Ultimas salidas del Herbario digital

El último domingo de septiembre terminaron las salidas de campo del grupo que realiza el Herbario digital con una visita a la ría de Gernika con un tiempo magnífico y capitaneados por Pello Urrutia. En las marismas y arenales de San Cristóbal, en Busturia, los mosquitos picaron fuerte mientras observábamos distintos Limonium, como el binervosum y el vulgare, identificábamos juncos, y aprendíamos a distinguir la Salicornia de la Sarcoconia fructicosa. El arbusto bajo y común de la zona, Halimione portulacoides también fue admirado y aprendido, junto al Aster tripolium, la Suaeda marítima y la planta rastrera Salsola kali, que se desprende cuando se seca para rodar por los descampados como estrategia de propagación. Luego nos desplazamos al cabo Matxitxako, donde la búsqueda de la Armeria euscadiensis dió sus frutos.

Terminamos en Bakio y cerca de Armintza explorando numerosos caminos abandonados que conducían al mar, observando y fotografíando gran cantidad de plantas y descubriendo las ubicuas hierbas de la Pampa en grandes cantidades por toda la costa. Una mejor gestión del paisaje para evitar situaciones como ésta parece ser la vía correcta.

Sin duda, un broche de oro, con mar y sol, para una actividad de recogida de fotos de plantas de distintos hábitats, que se ha prolongado desde la primavera hasta el final del verano. La primera salida nos condujo a Fontecha, a orillas del río Ebro y al lago de Arreo, con grandes hallazgos de flora en su mejor momento, que ya se comentaron en su día. Le siguió una salida a tierras riojanas, a Alfaro y al Carrascal de Villarroya, este último, un lugar curioso de llanura y yesos, propio de zonas abiertas, áridas y salinas. Dirigió allí el riojano Diego.

La tercera salida nos llevó al monte Costalera desde el pueblo de Nazar, en Navarra, donde vivimos aventuras varias, especialmente un descenso memorable e inolvidable, como lo fue la jornada botánica, observando plantas que sólo se dan a más de mil metros, rodeados de algunos curiosa Centaurea lagascana, amarillas y acaules, cuando nos sentamos a comer sobre un barranco, el Aster alpinus, que es morado, la preciosa Arenaria montana y gran variedad de plantas de rocalla. En los crestones calizos aparecía la Paronychia kapela y en los pastos pedregosos fotografíamos y discutimos cantidades notables de plantas, usando las claves e identificando especies. Incluso, al fin de la jornada, Pello nos llevó a dar un paseo circular desde el pueblo de Otiñano donde aprendimos, entre otras cosas, a distinguir entre dos especies de Verbascum, que aún estaban en flor.

A caballo entre julio y agosto transcurrió la anteúltima salida, de tres días, a los Pirineos de Huesca, donde disfrutamos muchísimo y nos hizo un tiempo muy agradable, tormenta incluida cuando ya bajábamos al atardecer del segundo día el inolvidable Acherito. Nos alojamos en el albergue de Siresa, donde se comía y bebía casero y riquísimo, y estuvimos muy a gusto. Desde allí exploramos, pasando la selva de Oza y con vistas a Peña Forca, en una ascensión memorable, de casi toda la jornada, por el barranco de Acherito hasta llegar al precioso lago azul turquesa donde comimos: el Ibón de Acherito, como una gema en el barranco. Disfrutamos muchísimo por el camino, según ascendíamos, viendo cambiar la flora según ganábamos altura. El liquen geográfico nos indicó en su momento que habíamos cambiado a suelo ácido. La hierba algodonera, Eriophorum latifolium, a mitad de ladera y entre regatos, nos entretuvo mucho, con la cara pegada al suelo, así como los innumerables Iris latifolia, azules, que poblaban las alturas. La Primula farinosa, blanca, y el Hypericum ritcheri hicieron nuestras delicias también. Más arriba, sobre el Ibón, empezaron a aparecer plantas aún más raras como la Armeria pubinervis, Salix pyrenaica, el Rhododendrum ferrugineum y dos tipos de arándano al lado uno de otro: Vacinium uliginosum y mirtillus. También vimos y fotografiamos la Rosa pendulina, la Silene ciliata y el Trifolium alpinum entre otras muchas. El extraño Hinojo de oro, Meum athamanticum, lo encontramos en lo más alto, así como el cebollino común y una umbelífera muy bonita: Bupleurum angulosum. Antes de iniciar el empinado descenso apareció una gencianacea curiosa, la Swertia perennis.

La última jornada nos condujo al hayedo-abetal de la selva de Oza, primero, y luego a Aguas Tuertas. Pello nos enseñó lo que es una megaforbia, esas formaciones de grandes hierbas nutridas por el arroyo omnipresente. No nos privamos tampoco de inmortalizar la amapola amarilla de la zona, Meconopsis cambrica, que no faltó a lo largo de toda la jornada. Rematamos la faena con un dolmen de 5.000 años de antigüedad pero antes de Cristo. Eso sí: era enano. Por allí cerca, apareció, por fin, la Sempervivum arachnoideum formando curiosas almohadillas en las rocas, y la Saxifraga paniculata, que también se dejó fotografiar.

Va a ser difícil superar el buen tiempo, ambiente y disfrute de esta temporada magnífica haciendo un herbario digital, una gran gozada y un viaje fascinante por casi todas las alturas y ecosistemas a nuestros alance, que nos han revelado alguno de sus misterios.

Aún nos queda, ahora, mucho trabajo y disfrute para poner toda la información en forma de Herbario digital. En ello estamos.

Texto y fotos Carolina Larrrosa

Dia de las Aves en Las Cañas y Pitillas

El sábado 3 de octubre emprendimos una visita a dos de los humedales mas afamados -al menos desde el punto de vista ornitológico- del Valle del Ebro: el embalse de Las Cañas y la laguna de Pitillas, ambos en Navarra. La actividad se enmarcó en la celebración del Día de las Aves, evento internacional coordinado en España por SEO/BirdLife. Tanto Las Cañas como Pitillas figuran en el área de distribución de las poblaciones nidificantes de un pequeño pájaro palustre, el escribano palustre, a su vez declarado Ave del Año. Aunque parte de las poblaciones europeas invernan en la Península Ibérica, en la época de cría la población está seriamente amenazada de desaparición. En el País Vasco las últimas citas confirmadas son de los años 90, y en toda Navarra en el censo de 2005 apenas se detectaron una decena de territorios ocupados. Así que había excusas suficientes para organizar la visita.

Desde el cerro que acoge al observatorio de Las Cañas disfrutamos con la variedad de anátidas (incluyendo patos colorados, azulones, frisos y porrones europeos), fochas y zampullines. El paseo perimetral nos permitió una visión más cercana de la lámina de agua y de las orlas de carrizales y tamarizales, a pesar de las obras y movimientos de tierra que hubo que sortear. Como luego nos enteramos, están asociadas a la complicada gestión hidrológica del embalse y al conflicto entre usos del agua y conservación de valores naturales.

En Pitillas, la observación más relevante fue la de un águila pescadora capturando una pez mediano, tras varios cernidos en intentos infructuosos. Al parecer una creciente población de carpas y cangrejos ha condicionado en los últimos años la modificación de las comunidades de aves acuáticas, incrementándose las piscívoras (cormoranes, somormujos, garceta grande) en detrimento de las herbívoras, lo que plantea a los gestores del humedal retos para la conservación de esta reserva natural. En todo caso, la visita a estos dos humedales nos permitió acercarnos un poco a la avifaunas de este tipo de ambientes y disfrutar, dicho sea de paso, de un excelente día de campo.

Texto: José María Fernández García
Fotos: Fernando Balerdi
2009/10/02

VOLUNTARIADOS VERANO 2009

Este verano, he aprovechado para participar en diversos programas de voluntariado en parajes y ecosistemas tan diferentes como la Sierra Cebollera, en La Rioja, el Embalse del Ebro en Cantabria y los agrestes paisajes del Valle de Valdeón en los Picos de Europa.

Sierra Cebollera
En Julio me fuí a la Sierra Cebollera, un parque natural con grandes bosques de haya, roble albar y pino silvestre. Nos juntamos allí un pequeño grupo de 8 chicos y chicas , la mayoría provenientes de pueblos de La Rioja y los demás de otros puntos del país. Los monitores nos prepararon un voluntariado que en nuestra opinión para ser la primera vez que lo organizaban, resultó ser maravilloso, y cumplió con creces las expectativas positivas que esperabamos de él, ya que los monitores se entregaron a tope con nosotros y son unos apasionados del medio natural. Aprendimos un montón de cosas a su lado y con la gran variedad de actividades que nos programaron nos enseñaron multitud de cosas de diversos temas.

El albergue lo teníamos en Lumbreras, que es el pueblo a más altitud de La Rioja y allí el buen hacer de los encargados del albergue hizo que nos sintiéramos como en casa.

Recorrimos una ruta a pie para conocer el entorno del parque natural; después de una charla introductoria, dimos un paseo nocturno hasta un bosque cercano con objeto de escuchar los cantos de alguna rapaz nocturna, usando la grabación de cantos poniéndolas como reclamo. Después de varios intentos, cuando estábamos a punto de marcharnos, por fín escuchamos el canto de un Cárabo común ( Strix aluco ) , fue muy emocionante, escuchar el penetrante alarido en medio de la estremecedora oscuridad y el silencio absoluto.

Como primer trabajo, nos pusimos a desbrozar un camino invadido por las zarzas y las ortigas con el fin de acondicionarlo como sendero señalizado. Hicimos la tarea entusiasmados por colaborar en la conservación del hábitat, y todos nos quedamos muy satisfechos del bonito bosquete galería que quedó después de dos mañanas de desbroce.

También tuvimos un taller de astronomía, para aprender a identificar las distintas constelaciones, una jornada matutina de anillamiento para introducirnos en el interesante estudio de las aves, entre las que anilló nuestro monitor anillador, 37 Verderones serranos (Serinus citrinella), 2 Piquituertos (Loxia curvirostra) y algún Papamoscas gris (Muscicapa striata); también hicimos un taller de mariposas, recogiendo en el campo algunas especies. Pasamos una noche a 1.700 m en un monte cercano haciendo vivac y como segundo trabajo, removimos las piñas que tenían los guardas en unas eras para que una vez secadas al sol soltaran la semilla y así recogerla.

Además de estas actividades y alguna otra más, como visitas a museo etnógrafico y centros de interpretación, también hubo tiempo para ratos lúdicos, verbena en las fiestas de un pueblo y descansito en un pantano.

Embalse del Ebro
Una semana después de éste, me fuí al embalse del Ebro, al albergue de Corconte, que era nuestra base de operaciones, esta vez organizado por la SEO. Allí también nos juntamos un grupito muy divertido y animado de 8 personas, de diversos sitios. Allí las tareas eran totalmente diferentes: el objetivo era construir dos plataformas flotantes de madera para dejarlas en medio de una de las colas del enorme embalse para que aniden los somormujos (Podiceps cristatus) y finalmente lo conseguimos introducir en el embalse remando en una canoa. La tarea nos costó 3 días pero lo pasamos genial y además observamos bastante avifauna -acuática, paseriformes y rapaces-: Chorlitejos chicos (Charadrius dubius), Garzas Reales (Ardea cinerea), Somormujos, Milanos negros (Milvus migrans), Ratoneros (Buteo buteo), etc.

El segundo trabajo importante consistía asimismo en construir otros dos posaderos para Aguila Pescadora (Pandion haliaetus) y colocarlos en una isleta. Otras actividades que hicimos fueron: limpieza de la ribera del Ebro a su paso por un barrio de Reinosa; inspección de un parque eólico con el fín de contabilizar los posibles restos de rapaces que se hubieran accidentado contra los molinos; y también visita a un centro de interpretación y ruta a pie por el Monte Hijedo para conocer la fauna y flora del lugar. Volví de allí con un gran sabor de boca.

Picos de Europa
Ya en agosto pasé una semana en el espectacular valle de Valdeón, en Picos de Europa. Nos alojamos en el albergue "La ardilla real", una preciosa casa rural en medio de tan exuberante paisaje, en el coqueto pueblecito de Santa Marina de Valdeón.

Este voluntariado también lo organiza la SEO, y está totalmente enfocado a la conservación del hábitat y la especie del Urogallo Cantabrico (Tetrao urogallus cantabricus), actualmente en peligro de extinción y cuya población está disminuyendo alarmantemente.

Nuestra principal labor consistía en desbrozar los brezos que invaden las plantas de arándano, ya que éste es uno de sus alimentos básicos. Esto lo hicimos durante dos días en los que después de una buena caminata, nos dispusimos a acondicionar las laderas de matorral que crecían cerca del hayedo.

Hicimos dos rutas a pie, una de ellas la famosísima Garganta del Cares, que aunque ya la había recorrido varias veces fue un placer volver a hacerla. Realizamos una visita a un cantadero usado por el urogallo, que es el lugar donde realiza el cortejo a la hembra cuando está en época de celo; fuimos para rastrear el terreno en busca de algun rastro o resto, en forma de plumas y demás, pero no tuvimos suerte y solo encontramos plumas de paloma torcaz, pero pasamos una mañana muy entretenida e interesante.

Otro dia, nos dieron unas charlas sobre la problemática del urogallo y la situación del oso pardo, ambas muy didácticas e interesantes. En éste y en el anterior también hubo momentos lúdicos como un bañito en una poza cercana. El ambiente igualmente fue maravilloso, y en este caso el grupo lo formábamos 16 personas, asi que eramos la alegría del lugar. He tenido la gran suerte de conocer a gente maravillosa y divertida con quien mantener una muy buena amistad.

Ya para finalizar el mes, la última semana participé aquí en Salburua, en la Campaña de Anillamiento, con gente del grupo Txepetxa, y disfruté un montón de todos sus conocimientos sobre las paseriformes, y ello me aportó una enorme satisfacción de poder seguir conociendo un poquito más a estas preciosas aves.

En fín, ha sido un verano inolvidable, en el que me he sentido realizado colaborando y aprendiendo tanto de la naturaleza, y ello me ha reconfortado enormemente.

Texto y fotos José Javier Frías.
2009/09/16

Aizkorri-Aratz

El día 11 de julio dentro de la actividad “Conociendo los Parques Naturales” se celebró la visita naturalística al Parque Natural de Aizkorri-Aratz. La excursión partió de los sondeos de Araia en dirección a uno de los lugares simbólicos de este parque: el Tunel de San Adrian.

Tras visitar esta oquedad, lugar de paso para los peregrinos que se dirigían a Santiago y punto limítrofe entre los territorios alaveses y guipuzcoanos, nos adentramos en la parte alavesa del Parque hasta alcanzar el paraje de Askiola desde donde contemplamos preciosas vistas de la Llanada Alavesa.

Por el camino pudimos observar varios ejemplares de Gentiana lutea, especie incluida en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas bajo la categoría de Rara y que antaño fue recolectada en grandes cantidades por su fines medicinales.

Después de un breve almuerzo comenzamos el descenso hasta el paraje de Mendizabal lugar que alberga un bosquete formado por un considerable número de árboles de elevada edad, con apariencia de haber sido desmochados hace siglos y pertenecientes a la especie Quercus petraea o roble albar. El tamaño y número de estos árboles los hace destacar en el conjunto del País Vasco.

Texto: Izaskun Agirre
Fotos: Antonio Gonzalez y Carolina Larosa

2009/07/24

III Maratón Ornitológico a Pie (17-05-09)


El pasado 12 de julio se dio a conocer el resultado, y se procedió a la entrega de premios, de la tercera edición del Maratón Ornitológico a Pie. Resulta muy grato comprobar que esta iniciativa, que en su día partió del IAN, se consolida como una actividad ornitolúdica muy apreciada por el gremio pajarero.


Como viene siendo tradición, quedó primero un equipo que hizo su recorrido en el entorno de la Laguna de Pitillas (Navarra). En este caso, el equipo ganador fueron los “Txotxines Indomables”, con una marca de 101 especies, muy lejos de su propio récord fijado hace dos años de 123 especies. Pisándole los talones dos equipos con participación de socios del IAN: “Pito, Mito, Cuco y el Pájaro Moscón” con 97 especies y los “Avetordillos” con 96. Curiosamente, estos dos equipos repiten la posición obtenida el pasado año. Y la verdad que ya va siendo hora de que alguno de los equipos del IAN consiga el primer puesto, y pueda demostrar que no hace falta irse a Navarra para hacer un listazo de observaciones pajariles… Bueno, habrá que irse preparando para la cuarta edición, que esta vez volverán a organizar los colegas navarros.



Texto: Nacho García

Fotos: Amancio Salvador
2009/06/24

Excursión Naturalística a la Montaña Palentina

Casi siempre en la montaña las condiciones ambientales son ingratas para el ser humano. Unas veces por exceso de frío, de viento o de lluvia y otras por demasiado sol y calor, el caso es que es que parece que el Homo sapiens nunca está a gusto por las cumbres. Y gracias a ello, las montañas representan en la superpoblada Europa uno de los principales refugios de nuestra mermada naturaleza.

El pasado fin de semana del 12 al 14 de junio doce miembros del IAN nos acercamos a la Montaña Palentina, para pasar unas horas en uno de estos privilegiados entornos montañosos. Contábamos además con la ayuda de nuestro amigo y gran conocedor de estos parajes, Javi Franco. Quien no quiso colaborar tanto fue el tiempo, que en esta ocasión se mostró especialmente caluroso y soleado. En cualquier caso, y conscientes de que el sol cincelaría nuestra piel, y la sed nos haría soñar con helados y otros placeres urbanitas, iniciamos el sábado nuestra excursión montañera. El plan era ascender desde Lores hasta la Horca de Lores (2020 m), para luego descender suavemente hasta Polentinos y/o el embalse de Requejada.

El ascenso lo hicimos con la calma que merece el lugar e impone el calor, pudiendo aprovechar para aprender a desenvolvernos en el mundo taxonómico de todas esas Genista y Cytisus que tiñen de amarillo la Cordillera Cantábrica. En la cumbre tocamos el piso subalpino, que nos aportó algo de frescor y excepcionales vistas de Peña Prieta y el Curavacas.

Los pájaros, nuestro principal aliciente, estuvieron discretos, como corresponde a los días de canícula, con fugaces observaciones de pechiazul y un inesperado grupo de golondrinas daúricas en el Embalse.

El domingo el aire fue bastante más fresco, lo que favoreció las observaciones ornitológicas y el paseo agradable. Recorrimos el entorno del Puerto de Piedrasluengas, zona en que alternan pastizales, brezales, hayedos y roquedos. Además de poner a prueba nuestros conocimientos de cantos de aves forestales y observar el resultado de los trabajos del picamaderos negro, pudimos ver algunas especies muy interesantes, como el roquero rojo, el águila culebrera, el picogordo o el bisbita alpino. Pero se nos quedaron otras muy apreciadas como el escribano hortelano, la perdiz pardilla o el pico mediano. ¿Quizás el año próximo?

Texto: Nacho García Plazaola

Fotos: Carolina Larrosa

Cursillo de entomología 2009

El cursillo de introducción a la entomología se desarrolló en tres sesiones: Charla multimedia (29-05-2009), excursión entomológica (30-05-2009) y taller de identificación (12-05-2009).

La charla tenía por objetivo familiarizar a los asistentes con las diferentes áreas de estudio de los insectos. Para que los asistentes pudieran posteriormente avanzar por si mismos en este apasionante mundo, la charla utilizó exclusivamente recursos disponibles en la Web, cuyos enlaces pudieran ser utilizados por los participantes para progresar en su estudio. Así con el auxilio del ordenador y el proyector de reciente adquisición se fueron viendo los diferentes aspectos de la entomología en una charla animada y participativa.

La excursión la realizamos a Los Arenales de Fontecha, donde recogimos muestras de 33 insectos, pero si contamos los ejemplares fotografiados y no recogidos, estos pasarían de los 40. Nos hizo un día precioso en el que el sol fue aumentando su intensidad hasta resultar abrasador al final de la mañana. El arenal era todo un espectáculo pletórico de vida. Los coleópteros florícolas, crisomélidos y cetónidos, inundaban las flores, donde les esperaba amenazante la engañosa belleza de las arañas cangrejo. En el suelo reinaban las cicindelas sobre todo Lophyra flexuosa cuya presencia llama la atención por su rareza en nuestro territorio. Junto a ellas diminutas abejas de la familia halictidae se afanaban en construir y aprovisionar sus nidos en la arena y algunos pompílidos patrullaban incansables a pocos centímetros del suelo en busca de arañas. La Lophyra flexuosa solo puede encontrarse en el interior del País Vasco en esta zona y a diferencia de las poblaciones costeras de origen atlántico, ésta tiene un origen mediterráneo. A su lado destacaría un diminuta libélula que habita en las márgenes del río y que caracteriza los parajes amplios y de aguas lentas de los ríos: Platycnemis acutipennis, compartiendo hábitat con ella dípteros cazadores de la familia Asilidae: Eutolmus mediocris, Pamponerus germanicus y pequeños enjambres de machos del coleóptero Hoplia chlorophana sobre las cimas floridas del Cistus salvifolius. (Ver fotos)

El taller de identificación se centró en los coleópteros por ser, con mucho, el orden de insectos predominante en nuestra excursión. Utilizamos el manual “Curso Práctico de Entomología”, Barrientos y col., 2004, para tratar de identificar algunos ejemplares hasta el nivel de familia y utilizamos un tomo de Fauna Ibérica sobre una familia de coleópteros para ver el modo de identificación hasta la especie. Se puso de manifiesto la necesidad de mejorar el material disponible, sobre todo las lupas binoculares.

Texto y fotos: José Luis Albalá Rodríguez

Bombylius venosus
Este diminuto colibrí se alimentaba sin apenas posarse en la flores de Aphyllanthes monspeliensis. Díptero. Familia Bombylidae. Especie Bombylius venosus.







Paciente, resignado este tenebriónido esperó a que le dejáramos marchar. Coleóptero. Familia Tenebrionidae. Especie Blaps lusitanica.








Ubicua, abundantisima, este ninfálido que inunda este año todos los enclaves de Álava no podía faltar en los Arenales. Lepidóptero. Familia Nymphalidae. Especie Vanessa cardui.






Aunque no se aprecia esta mosca tiene un aparato bucal largo, agudo, como un puñal capaz de atravesar a su incautas victimas. Díptero. Familia Empididae. Genero Empis. Posiblemente Empis sericans.





La reina del arenal. Patrulla incansable en la arena buscando presas, pero aun le queda un rato para gozar. Coleóptero. Familia Cicindelidae. Especie Lophyra flexuosa.





Emboscado en las riberas del Ebro este cazador acecha a sus presas. Díptero. Familia Asilidae. Especie Pamponerus germanicus.








La engañosa belleza de las arañas cangrejo espera pacientemente a que un incauto se acerque lo suficiente. Familia Thomisidae. Especie Synema globosum.








Grupos de machos de Hoplia en brotes de Cistus salvifolius. Con el cuerpo negro brillante deben su color a una cubierta de escamas verde azuladas. Coleóptero. Superfamilia Scarabaeoidea. Familia Melolonthidae. Especie Hoplia chlorophana.


Esta pequeña y frágil libélula endémica del sudoeste europeo vive en los tramos lentos y amplios de los ríos. Odonato. Familia Platycnemididae. Especie Platycnemis acutipennis.


2009/06/02

Viaje naturalístico por tierras de Soria

A primeros de Mayo varios socios del IAN realizamos una excursión naturalística por el frío y austero centro de la provincia de Soria, con el objeto de visitar los sabinares de Calatañazor y la Sierra de Cabrejas. En nuestra excursión contamos con la experta colaboración de nuestro amigo, botánico y gran conocedor de los parajes sorianos, Txemi Olano. Uno de los mayores alicientes de estas sierras son los bosques de sabina (Juniperus thurifera) que cubren varios miles de hectáreas, alcanzando su desarrollo más espectacular en el sabinar de Calatañazor (la Dehesa de Carrillo), bellísimo paraje en el que además del arbolado y de la espectacular floración de algunas plantas como la orquídea Dactylorhiza insularis, pudimos disfrutar con la observación de algunas aves caras de ver, como es el caso del colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) o el búho chico (Asio otus).


Este conjunto de sierras está además horadado por un gran número de barrancos, entre los que pudimos visitar los de el Arroyo de Majallana y el cañón del Boj, lo que nos dio pie a realizar excelentes observaciones de sus comunidades de aves rapaces. Sin duda para todos los participantes el recuerdo más espectacular fue la imagen imposible de una víbora hocicuda (Vipera latasti) tragando una lagartija casi tan grande como ella.



Para rematar la excursión, y tras una breve visita a la localidad de Calatañazor, origen de leyendas sobre antiguas batallas, nos trasladamos al Soto de Garray, cercano a la histórica Numancia. Se trata de un espacio espectacular y de sublime belleza, en el que praderas con enormes fresnos (Fraxinus angustifolia), cuajados de nidos de cigüeñas y rapaces, se alternan con bosques ribereños de abedules (Betula alba) que flanquean las orillas y los viejos cauces del Duero.


La verdad que más que un espacio de vocación pastoril, parece tratarse de una reconstrucción del paraíso bíblico. Pero sin embargo, y aunque resulte paradójico, es posible que ninguno de nosotros vuelva a ver este lugar, al menos como hoy se encuentra. La construcción de una cínicamente llamada “Ciudad del Medio Ambiente”, promovida por varias administraciones y grupos empresariales, y que no pretende más que representar una nueva versión del pelotazo urbanístico, amenaza con destruir en breve y para siempre este excepcional paraje.


Texto: Nacho Garcia Plazaola
Fotos Sabinar y Calatañazor: Brian Webster
Fotos Cañon y Abedules: Bea Alonso

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Buscar

Cargando...

Gu