2017/06/10

TERCERA SALIDA DEL HERBARIO DIGITAL: Barthes del Adour y Marais D'Orx .


Saludos a todos los seguidores de las andanzas del Herbario Digital.
El fin de semana del  10 y 11 de Junio tuvo lugar la 3ª salida del Herbario Digital con los siguientes componentes, Carolina, Pello, Antonio, Félix,  Josu y yo mismo.

Sábado, 10

Madrugando, como de costumbre, partimos hacia Bayona con la intención de recorrer la ribera derecha del río Adour y unas lagunas anexas, reliquias de la época en que prácticamente toda la comarca era un pantanal.

El buen tiempo nos acompañaba, pero no así el acceso a las lagunas, ya que todas tenían prohibido el paso y, cuando encontramos un hueco, rápidamente apareció un lugareño que nos indicó que eran terrenos particulares destinados a la cría de palomas y patos para su posterior exterminio por los cazadores.





Con argumentos y razones (estamos en misión científica) lo ablandamos un tanto y nos dejó pasar, pero el terreno estaba impracticable por la densa vegetación y bastante seco. Solo nos quedó bordear nuestro objetivo y pillar el Carex pseudocyperus, y el Rumex sanguineus. (Ni rastro de Hottonia palustris ni el Hydrocharis morsus-ranae).

No decayó nuestro ánimo y partimos hacia el Lac du Naciet, donde ya tuvimos más suerte y localizamos la Centaurea debeauxii, Oenanthe pimpinelloides, Euphorbia villosa, Sisyrinchium angustifolium.. y Félix pilló algunos líquenes interesantes.
A continuación fuimos a Saint Barthelemy, pero de nuevo nos fue imposible acceder a las lagunas que perseguíamos, así que, de perdidos al río y nos sentamos a comer en un verde prado.

Ya recuperadas las fuerzas dimos un precioso paseo por la reserva natural del  Etang Noir, una zona con cerrada arboleda y un paseo sobre tarima que nos recordó a Salburua. Vimos la Veronica montana y en la lejania escuchamos unas fiestas populares y la bonita canción "Despasito" .Ni allí había escapatoria.

Como el día había sido caluroso y húmedo, ya con ganas de descanso y cena, salimos para un estupendo apartamento para 6 en Vieux Boucau, cerca del mar: Pierre & Vacances.
Una vez aseados, todavía nos quedaron fuerzas para un paseo hacia la playa y el pueblo y, a la vuelta, cena en la terraza y descanso.




Domingo 11 de Junio




Amaneció el domingo nublado y ventoso, pero descansados y bien desayunados , nos dispusimos al ataque..botánico.
Salimos hacia la reserva natural de Maraix D'Orx, un precioso paraje cerca de Labenne compuesto de una gran laguna artificial, el Ancien Etang D'Orx y otra zona anexa de marismas desecadas desde tiempos de Napoleón III, del cuál aun quedaban restos arqueológicos de las bombas y sistemas utilizados para la desecación de las zonas encharcadas.

Bordeando la marisma, por un paseo acondicionado, vimos plantas típicas de la zona, como  el Carex riparia; Dryopteris carthusiana y, en fruto, Polygonatum multiflorun.
Al final, decidimos meternos entre la vegetación del humedal y vimos plantas tan bonitas como la Lindernia dubia, Galium palustris, Stachys palustris, Ranunculus scelaratus, Oenathe fistulosa….
Una de las más espectaculares fue el Rumex  hydrolapathum, con metro y medio de altura y hojas gigantescas. Lástima que no estuviera aún en flor.


Después de una tranquila comida, nos acercamos al centro de interpretación del parque y seguidamente partimos hacia la playa de Ondres, y, después de un cafelito, dimos un estupendo paseo por sus dunas y aunque azotaba el viento, fotografiamos la Linaria thymifolia, Astragalus baionensis, Orobanche gracilis y Coincya johnsonii. Todas estas plantas y muchas más en el Herbario Digital.

Vuelta poco a poco para casita y un nuevo fin de semana con amigos, plantas y bonitos paisajes. Hasta la próxima.














Texto:  J.P. Solís
Fotos:  Carolina Larrosa y H. Digital

2017/05/28

Salida esteparia a El Buste en Zaragoza



El último domingo de mayo salimos los del Herbario digital camino de Zaragoza temiendo los calores de los días precedentes ya que íbamos a un lugar de las estribaciones del sistema ibérico en plena estepa de Zaragoza: El Buste, cerca de Borja. Tuvimos mucha suerte porque el tiempo nos acompañó con brisa y nubes, muy respirable, temperatura agradable  y estupendo para trabajar.



Por el camino paramos en dos lugares del Valle del Ebro, primero en Gallur, donde nada más llegar y bajarnos del coche, aún con la fresca, encontramos una planta esteparia de pedigrí, rara, según palabras de Pello: la Peganum harmala, en flor, preciosa. También estaban allí, y ahora también en el Herbario digital, Teucrium capitatum y Echium asperrimum. Un buen comienzo.
 
Peganum harmala


Astragalus clusianus

La segunda parada fue en Mallén donde Pello esperaba poder encontrar el Astragalus clusianus en flor, planta que nos volvió a maravillar por su belleza a los que no la conocíamos. Allí mismo cayeron en los objetivos de nuestros fotógrafos Sideritis spinulosa,
Rumex induratus, Andryala ragusina y Lavatera sp.


Era ya mediodía y estábamos muy animados con todos los hallazgos y asombrados de cómo volaba el tiempo. Nos dirigimos a El Buste, un lugar elevado, a más de 700 metros de altura, donde dejamos los coches ya par el resto de la jornada y empezamos a andar junto a un bosque de Pinus halepensis, donde olía a pino y a flores, y empezamos a pasear y a explorar.  Así llegamos al borde de La Plana, un barranco con una estepa a nuestros pies, llena de color, sin un árbol, enorme.  Pegado al cerro desde el que operábamos, se acurrucaba El Buste, como una roca más del terreno. La vista es de las que cortan el aliento, un paisaje que a mi me sorprendió mucho.

El terreno bajo nuestros pies, mucho más amable,  un tomillar con praderas, rebosaba flores y perfumes, destacando los colores del Lino blanco en ramilletes desperdigados, igual que el amarillo de Phlomis lycnitis. Por aquel lugar anduvimos todo el día entre encinas, pinos, flores y fotos, algunos repasando lo habitual y otros fotografiando lo nuevo.Comimos bajo los pinos y seguimos explorando incansablemente aquella Plana hasta el atardecer, hasta quedarnos todos sin agua pero aún con mucha cuerda ya que camino de vuelta al coche surgió otra ristra de cosas interesantes, como la rara Nepeta nepetella y otras, que nos tuvieron entretenidos hasta bien tarde. En el coche nos esperaba el bar del Botánico, ya que Juan Pedro y Josu habían llevado bebidas frías envueltas en hielo, que nos hidrataron y devolvieron las fuerzas. Algo así como un espejismo en el desierto.

Abandonamos La Plana y su paisaje, no sin pena, para volver a casa, sanos y salvos, y muy contentos. Todas las plantas se pueden ya consultar en el Herbario Xabier de Arizaga, y son las siguientes:

Teucrium capitatum
Peganum harmala
Echium asperrimum
Sideritis spinulosa
Astragalus clusianus
Rumex induratus
Andryala ragusina
Lavatera sp.
Rhamnus alaternus
Crepis albida
Salvia aethiopis
Santolina chamaecyparissus
Centaurea linifolia
Odontites longiflorus
Linum suffruticosum
Telephium imperatii
Nepeta nepetella ssp. cordifolia
Bromus rubens
Centaurea argecillensis

   Centaurea argecillensis

      Linum sufruticosum


 Anabel y la Salvia


 Fotografiando la Nepeta nepetella



 El Buste



 Carolina con la Salvia

  
Texto y fotos: Carolina Larrosa / Foto de Carolina con la Salvia: Anabel García Canales
2017/05/20

25 Aniversario del Parque Natural de Valderejo. Homenaje a Pedro Uribe-Echebarría e Iñaki Zorrakin.


Valderejo, 20 y 21 de mayo del 2017

Ha sido éste un fin de semana muy agradable y emotivo en el que una amplia representación del IAN hemos participado en los actos y actividades del 25 aniversario del Parque Natural de Valderejo. 

        El sábado comenzaba la mañana con un recorrido etnográfico desde la Casa del Parque. Las explicaciones corrieron a cargo de Xabier Ortiz, antiguo vecino del ya abandonado pueblo de Villamardones, que intercalaba datos con anécdotas vividas, lo que lo hacía más interesante y entretenido. El recorrido finalizó en la iglesia de Villamardones, de la que apenas quedan ya los muros, pero que continúa custodiada por un imponente ejemplar de tejo.


        A las 12 comenzaba el acto que nos había congregado allí: el homenaje a Pedro Uribe-Echebarría –botánico- e Iñaki Zorrakin –biólogo e ilustrador-, colaboradores y amigos, naturalistas ambos, compañeros y fundadores  del IAN. Hace 25 años, junto con Eloy Fdez. de Montoya, que también nos acompañó en el acto, fueron autores del libro que hacía la presentación del valle de Valderejo como Parque Natural. 

           Se proyectó un video con testimonios de profesionales y amigos sobre Pedro e Iñaki, varios socios del IAN participaban en él. Después se hizo entrega a Carmen y Berta, compañeras de Pedro e Iñaki respectivamente, de una medalla conmemorativa. En el salón donde nos encontrábamos, una exposición de la obra de Iñaki y, en representación de Pedro, una selección de libros en los que participó y algunas de las herramientas botánicas (prensas, lupas…) para el trabajo en su querido Herbario VIT. El acto finalizó, ya en el exterior, con la creación de una Cápsula del Tiempo donde se guardaron una serie de objetos relacionados con el valle, con el Parque y con las personas homenajeadas, que se enterró frente al Centro de Interpretación, para los próximos 25 años. 

           La comida popular reunió, en la zona recreativa junto a la Casa del Parque, una gran cantidad de personas entre las que, además de familiares, había muchos amigos y compañeros de los dos naturalistas homenajeados.


         Por la tarde, mientras las familias preparaban un “Oasis de mariposas”, mediante la plantación de especies de flora nutricias para especies autóctonas, en la plaza de Lalastra sonaba música y se bailaba en una sencilla verbena.

         A la noche siguieron las actividades: una charla sobre mariposas nocturnas y otra sobre astronomía en las que los más jovencitos mostraron su interés y buenas actitudes para llegar a convertirse en auténticos  naturalistas. Tras una barbacoa al aire libre rematada con una chocolatada, llegó el momento de disfrutar de las estrellas y las mariposas en vivo y en directo. Un cielo raso cuajado de estrellas resultaba magnífico para ambas actividades… salvo por el frío. El grupo del IAN dormimos en la Casa Rural de Lalastra tras un día intenso de actividad y emociones y el domingo no lo iba a ser menos.




       A las 10 de la mañana comenzaba la salida donde íbamos a disfrutar de la interesante flora del Parque guiados por Pello Urrutia y Antonio González. José Sebastián llevaba su equipo de captura para continuar mostrando la riqueza de mariposas e insectos. En una seca primavera, con las lluvias de los días anteriores el campo estaba radiante; más de una docena de especies de orquídeas llegamos a ver y, además  flores y mariposas, lagartos verdes, aves, setas….; para todo había alguien que podía darnos una explicación…¡una maravilla! Y de nuevo los niños pusieron a prueba los conocimientos y recursos de los expertos revoloteando alrededor de ellos con continuas preguntas. 



       La parte final del paseo en dirección a Lahoz fue emocionante porque consistía en subir a la parte más alta de los roquedos circundantes, muy cerca del Recuenco,  dominio del buitre y de la chova piquirroja, desde  donde se domina una panorámica  del valle y de las montañas circundantes verdaderamente privilegiada. Allí era donde nuestro botánico Pello Urrutia quería enseñarnos y comentarnos la importancia biogeográfica de una planta muy especial, que encontramos enseguida al borde del precipicio de roca caliza: la Genista eliassennenii,  planta descrita en su día por él mismo y su amigo Pedro Uribe-Echebarría, uno de los homenajeados, con lo que se puso un broche de oro botánico a los dos días de celebraciones y festejos.


       Entre tanto, para las familias había programada otra actividad pensando en los niños: la fabricación de cajas nido a cargo de nuestro amigo Jordi Gómez; también un éxito. 


      De nuevo , reunidos en Lalastra finalizamos este intenso y entrañable fin de semana comiendo juntos  entre bromas, anécdotas y recuerdos… 

Y Pedro e Iñaki  también estuvieron allí porque siguen vivos en su obra, su espíritu y en nuestro recuerdo.


Texto: Begoña Zorrakin

Fotos: Antonio González “Angón” y Carolina Larrosa

2017/05/13

Cursillo de iniciación a los cantos de las aves


Hace 3 décadas estaba sentada en un cerro con una niña  de 5 años mirando el paisaje y un pajarillo empezó a cantar como si estuviera contándonos algo. Se me ocurrió decirle que entendía su lenguaje y emprendimos una conversación imaginaria que fui traduciendo a la pequeña... Lo que no sabía yo entonces es que en aquel lugar o en otros de mi entorno cercano, convivía con nosotros tanta diversidad de plumas y de cantos. Tardé muchos años en descubrir que no todos eran gorriones y que su lenguaje nos delataba también su singularidad.

Por tercer año, Brian y Begoña han compartido generosamente su saber en los cursos de cantos y nos han abierto los sentidos a la naturaleza: nos han enseñado a valorar la espera y el estar en silencio en medio de un parque o de un bosque, con la recompensa de descubrir que, sin verlos, podemos también saber que el pinzón vulgar está allí, columpiándose... el petirrojo, como un músico de jazz, tocando al borde del camino... un chochín entre los matorrales, pequeño pero matón, con su canto ametrallante... el mirlo y la curruca capirotada en un dueto de tenor y soprano...

Podría decirse que imaginar es un primer paso para querer aprender. Y quizá sea cierto de algún modo que hoy entiendo un poco más el lenguaje de las aves.

Gracias de corazón por enseñarnos a disfrutar de tan bellos conciertos.










Texto: Arantxa Marcos
Fotografías: Aran Marcos, Carolina Larosa y Teresa Ruiperez. 


Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu